La Semántica en la Comunicación: el English Gentleman y los malentendidos

andres raya

Con este post escrito por Pedro Agua, querido amigo, estimado profesional, PhD, MBA, MSc y Ex alumno de Executive Education de ESADE, inauguramos la ‘sección invitados’ al blog.

 

En el mundo globalizado la mezcla de culturas es una realidad. En el entorno de los negocios hay que desarrollar competencias de relacionamiento intercultural y lingüísticas. Aún con un buen dominio de las lenguas extranjeras, hay que tomar precauciones con las variaciones semánticas que se esconden detrás de palabras y expresiones, que muchas veces dan origen a malentendidos y conflictos, especialmente en los negocios. El término “semántica” tiene origen griego semánticas y se refiere a los aspectos del significado, sentido o interpretación de signos lingüísticos, palabras o expresiones.
Las ideas compartidas en este breve artículo resultan de la percepción del autor tras estar trabajando varios años en Londres, considerada por muchos como la ciudad más multicultural del mundo.
Mientras que el título de este texto hace referencia a un arquetipo de inglés, la verdad es que los rasgos culturales que se reflejan en la comunicación son muy diversos dentro del Reino Unido. En buena realidad el British no existe como arquetipo, pues hay muchas diferencias culturales y sociales en el país (1).

Los ingleses del sur de Inglaterra quizás correspondan más a la idea que tenemos del English Gentleman significativamente diferente de los ingleses del Norte de Inglaterra, como refiere Harry Mount en su libro “How England made the English” (2). Fue también en el sur que la sociedad se empezó a desarrollar con la influencia de los romanos, haciendo cada vez más visible el british polite mientras que en Gales y Escocia dominaba la herencia celta. Este es el arquetipo de inglés que podemos mirar en el Westminster Parliament dirigiéndose a sus “compañeros” de la oposición con un “Most honourable gentleman…”.
Estos mismos ingleses tienen un especial orgullo en su capacidad de mantener el auto control en una discusión, ya sea en entorno de negocios o en la vida privada. Esto es algo cultural, pero el sistema de educación también ayuda a la formación de esta tipología de comunicación personal. Desde una edad temprana, se estudia una disciplina llamada “Drama” y que no es más que artes teatrales, tal y como hacían los griegos antiguos y los romanos.
Se puede ver en los programas de educación primaria y secundaria que el Drama es uno de los principales temas en educación, quizás con mayor cantidad de horas que matemática, historia y gramática juntas.
Este breve artículo hace referencia a algo que es muchas veces origen de malentendidos en la comunicación intercultural, en este caso particular con los ingleses. No siempre el que uno oye de un inglés tiene el significado que la traducción directa supone, aunque uno tenga práctica en la lengua inglesa.

En primer lugar hay palabras inglesas con origen latina (los romanos ocuparon la Britannia durante siglos y fundaron la ciudad de Londinium, la actual Londres), pero con significados “ligeramente” diferentes de los que tienen en los países latinos como Portugal, España o Italia. Por ejemplo, la palabra inglesa eventually, que se puede traducir directamente como “eventualmente”, en países como España y Portugal tiene un sentido probabilístico o de incerteza, mientras que en Reino Unido tiene siempre el sentido de algo que es cierto y que va a ocurrir. Así que la mejor traducción de eventually al castellano o al portugués seria la palabra “potencialmente” (y no eventualmente). Esta es sólo una primera distorsión en la semántica de la comunicación entre personas de culturas diferentes, que incluso en presencia de un buen dominio del idioma, puede originar conflictos.
En segundo lugar, hay que tener en cuenta que el llamado ingles continental – el inglés que se habla por toda Europa continental – es quizás más próximo al inglés de Estados Unidos que al de Inglaterra y entre los dos hay diferencias semánticas considerables. Por ejemplo, si en el ámbito de una negociación entre ingleses y americanos se decide “to table” relativamente a un tema, los americanos y los otros hablantes pueden entenderlo como un tema que hay que tratar posteriormente, por separado y que por ahora se pone en una tabla, pero los ingleses van a entender que “to table” es para tratarlo sobre la mesa ahora mismo.
En último lugar y más crítico, están las expresiones en inglés que uno piensa haber entendido por conocer las palabras, sin embargo, el significado real que les atribuyen los ingleses es muy distinto. Por ejemplo, cuando en el ámbito de una reunión de negocios un inglés nos dice “Quite good es muy posible que esté decepcionado, “a bit disappointing, mientras que podríamos entender que el acuerdo está casi alcanzado, “Quite good. Almost getting the aggreement”. Lo mismo puede ocurrir cuando un jefe se dirige a un empleado para decirle: “I think you have space for improvement”, el empleado podría pensar, “Oh, he believes I can excel, pero lo más probable es que el jefe esté pensando: “You are a complete incompetent“.
Incluso se pueden encontrar en el web tablas como la siguiente, que contiene un conjunto de expresiones que ilustran los malentendidos potenciales que pueden ocurrir en una conversación entre un English Gentleman y un no inglés, expresiones que es fundamental tener en cuenta en entornos de negocios y en especial en las negociaciones.

El que los ingleses dicen:

El que quieren decir los ingleses:

El que los NO ingleses entienden:

I hear what you say

I disagree and do not want to discuss it further

He accepts my point of view

With the greatest respect…

I think you are an idiot

He is listening to me

I think you have space for improvement

You are a complete incompetent

Oh, he believes I can excel

That’s not bad

That’s good

That’s poor

I like your passion…

I think you have lost your mind

That’s good. He likes me!

That is a very brave proposal

You are insane

Oh, He thinks I have courage

Quite good

A bit disappointing

Good. Almost there

I would suggest …

Do it or be prepared to justify yourself

Think about the idea but do what you like

Oh, incidentally / by the way …

The primary purpose of our discussion is …

That is not very important

I was a bit disappointed that

I am annoyed that

It doesn’t really matter

Very interesting

That is clearly nonsense

Great! They are impressed

I’ll bear it in mind

I’ve forgotten it already

They will probably do it

I’m sure it’s my fault

It’s your fault

Why do they think it was their fault?

You must come for dinner

It’s not an invitation, I’m just being polite

Great! I will get an invitation soon

I almost agree

I don’t agree at all

He is not far from agreement

I only have a few minor comments

Please re-write completely

He has found a few typos

Could we consider some other options

I don’t like your idea

They have not yet decided

De modo que hay que buscar la semántica que se esconde por detrás de las expresiones y del lenguaje corriente que se pueden oír en el Reino Unido y en especial en el sur de Inglaterra. Se trata por supuesto de una generalización, pues no todos son iguales, pero es una percepción muy próxima a la realidad.
Dicho esto, Inglaterra y el Reino Unido en general, hacen parte de la definición cultural de Europa, que no sería la misma sin ellos por la riqueza cultural que aportan, y siguen siendo una de las potencias económicas más influyentes en la actualidad. Si la comparamos en términos de competición económica con Alemania, por ejemplo, Inglaterra no tiene tantas capacidades de ingeniería y tecnología. ¿Entonces de donde viene la competitividad de Inglaterra en particular y del Reino Unido en general? La respuesta a esta pregunta es compleja y puede tener muchas perspectivas, pero un factor que sobresale es la forma excelente el la que los ingleses gestionan su comunicación con los otros y hacen uso de juegos de palabras y de la semántica, que finalmente tiene un efecto de comunicación persuasiva, proporcionando ventas y éxitos en los negocios.
Muchos consideran la cultura inglesa como una cultura fundada en “mantener las apariencias”, sin embargo son personas muy efectivas en la persecución de sus objetivos. Los portugueses y los brasileños tienen incluso una expresión – Para ingles ver – que tiene origen a inicios del siglo XIX y que traduce exactamente la capacidad de mantener las apariencias en la forma y de gestionar su comunicación con los demás, pero entrar en eso sería tema para otro post.

Por Pedro Agua, Londres, Junio de 2015

1 Por ejemplo, se uno se plantea la cuestión de cómo se negocia con uno de estos escoceses enormes con manos que se parecen a guantes de béisbol, la respuesta es seguramente: “Con muchísimo cuidado.” Pues los escoceses aparentan tener apenas dos valores, extremos, en su “escala de paciencia”. Además los ingleses llevan siglos sabiéndolo. Y los romanos antes de ellos, con severas consecuencias para la salud.

2 John O’Farrel también apunta a tales diferencias, aunque de forma divertida en su libro muy recomendado: “An Utterly Exasperated History of Modern Britain”. 2009.

Quizás te interesen también: