La innovación de producto en el mundo VUCA

Innovación

La mayoría de las empresas se centran en el presente, pero cuando las organizaciones piensan en la innovación y en los cambios estratégicos a realizar, deben mirar hacia el futuro.

Las empresas que han tenido éxito han sido capaces de combinar la continuidad, la capacidad de durar, y el valor de cambiar. Para obtener la primera se debe construir la organización, crear consenso y motivación. Sentido de pertenencia, valores compartidos y difusión de los “comportamientos virtuosos” crean un fuerte vínculo entre las personas que forman la empresa y le dan solidez.

La capacidad de durar y de cambiar tienen la misma base de partida: la cultura del aprender a saber cómo hacer bien las cosas correctas. Combinar la innovación, el aprendizaje, el bien hacer y la continuidad de los resultados, significa incorporar mano de obra cualificada y nuevas formas de hacer industria.

Gran parte de las empresas de éxito han sabido conciliar entre especialización y reposicionamiento hacia segmentos ‘premium’. Muchas empresas han interpretado en un sentido dinámico sus estrategias: han ampliado su oferta y mejorado sus productos convirtiéndose en proveedores de soluciones.

La aceptación del cambio es también consecuencia de una inevitable apertura de las empresas hacia el exterior, a nuevos impulsos y a todos los agentes del cambio que mueven el mundo. Los nuevos mercados, las nuevas tecnologías cada vez más sofisticadas, los nuevos patrones de consumo de los clientes y la apertura del accionariado hacia nuevos sujetos han forzado las empresas virtuosas a cambiar, acumulando una serie de ventajas competitivas.

La innovación de producto está estrechamente integrada con la de los procesos de producción, en muchos casos, gracias a la creciente utilización de las nuevas tecnologías. Las fábricas para lograr un mejor rendimiento de producción, necesitan modelos de organización que se basen en una mayor participación de los trabajadores, el trabajo en equipo y las formas de enpowerment del personal.

La renovación de los procesos de producción ha mejorado la flexibilidad de las plantas, una evolución necesaria para hacer frente a la demanda cada vez más variable, fluctuante y elástica, típica del entorno VUCA. Hoy en día ya casi no existen los grandes pedidos que se repiten con regularidad durante mucho tiempo.

Las empresas de éxito se han organizado a nivel productivo para satisfacer cualquier pedido incluso los más pequeños y específicos. Este camino ha sido llevado a cabo por muchas organizaciones, tanto para seguir a los clientes que también operan en entornos muy variables, como para reducir a los riesgos y evitar un alto nivel de dependencia de unos pocos clientes y/o proyectos.

La proximidad entre la fábrica y el departamento de I+D, incluso en términos de ubicación, es un importante factor de estimulación y aceleración de los procesos de innovación.

Algunas acciones concretas a poner en práctica en el proceso de innovación de producto son:

mejorar la calidad de los productos, incluso a través de la simplificación y la reducción de las funciones menos importantes, satisfaciendo así las necesidades también de aquellos que tienen menos poder adquisitivo;
• crear productos con un mayor contenido de diseño típico, para hacerlos más fácilmente reconocibles en los mercados internacionales;
mejorar el rendimiento global del producto a través de la integración de los conocimientos tradicionales y de los que proceden de las tecnologías aplicadas en otras empresas;
personalizar el producto para ganar nuevos clientes / mercados;
• introducir y reforzar el servicio posventa: por ejemplo, el cliente es asistido muy rápidamente, en cualquier lugar y, a menudo, en modo remoto;
• ofrecer productos y procesos ecológicos.

La innovación se está convirtiendo en un único proceso integrado, que se extiende desde el concepto inicial, al desarrollo del producto, a la producción, hasta la facturación y el servicio post-venta. Esta continuidad tiene efectos significativos en la organización, ya que las separaciones rígidas de las responsabilidades entre departamentos se difuminan.

Uno de los mayores retos para un líder que quiere ver prosperar a su equipo en tiempos de cambio, es identificar aquellas prácticas y actitudes que necesitan ser eliminadas a fin de adoptar más rápidamente las nuevas conductas. Las empresas tienen que pensar en grande y empezar poco a poco: gastar poco, aprender mucho, corregir y repetir.

Quizás te interesen también:

Leave a Reply