Los Directores de Personas.

Aquí va una invitación… os propongo comentar aquellas cosas con las que nos “encontramos” los directores de personas y que nos resultan curiosas, incómodas, retadoras, problemáticas, interesantes, odiosas, encantadoras, depresivas…

Aquí va una serie de ejemplos:

Los mensajes “motivadores” que a veces nos envía la organización o nuestros jefes, el altísimo grado de opinática que tiene nuestra labor, que nos pidan estar mas comprometidos con la empresa y sus valores que con la iglesia de nuestros padres, la diferencia entre “talento” y “conocimiento” y “actitud”, lo difícil que es para algunos el “hacer” y para muchos más el “hacer hacer”, cuando nos creemos que la empresa es nuestra y nos ponen en nuestro sitio, cuando la motivación por el poder entra por la puerta y la de resultados sale por la ventana, ….

Os propongo ir abriendo sucesivos debates con cada una de ellas a ver a donde llegamos…. Os parece ¿?

Ah!…si alguien tiene un tema que comentar pero prefiere no ser el que abra o inicie el tema o no quiere quedar retratado ( que no olvidemos que hay que ser listo además de inteligente…) que me envíe un mail y yo lo pongo en su nombre, eso sí… diciendo que tiene un autor anónimo…

Y empiezo yo mismo con algo que me encanta… El derecho a la opinión que tienen todos los humanos en relación al tema de la Gestión de Personas, y el hecho de que a veces el lenguaje común no ayuda a expresar lo que realmente queremos decir…

Hace unas semanas discutía/reflexionaba con un directivo. Me decía que él prefiere a una persona con actitud antes que a una persona con talento, que mejor la actitud que el talento. Yo le contestaba que el talento incluye la actitud y otras cosas y que por lo tanto no podía ser mas grande la pata que la mesa… Le explicaba que el talento es la suma del Potencial Individual y del Rendimiento ( el hacer de nuevo… el conseguir, el obtener resultados, que quien no consigue resultados no tiene talento ). Que el Potencial individual es al final de todo la suma del Querer + Saber + Poder, y que la actitud es de alguna manera parte del Querer. Por tanto la actitud está integrada en el Potencial y éste conjuntamente con el rendimiento construyen el Talento.

Pero el lenguaje del “carrer” utiliza talento para designar el hecho de que “ una persona dispone de una serie de características o aptitudes que puede o no llegar a desarrollar, o desplegarlas a un ritmo mayor o menor en función de diversas variables que se pueda encontrar en su desempeño” ( copio de la Wikipedia) . Así que no se si la culpa es nuestra porque hemos utilizado mal una palabra que describe en origen otras cosas o que Talento tiene diversos significados, uno para los profesionales y otro para las mamás de nenes con aptitudes musicales.

En cualquier caso creo que no conseguí aclarar nada.. a mitad de la charla se le pusieron los ojos vidriosos y dejó de estar ahí… cuando acabé me contestó que si, que vale y que muy bien pero que él sigue prefiriendo a la gente con aptitud que a la gente con talento.

Sigue también si lo deseas la discusión en el grupo de Linkedin Gestión de Personas y Dirección de Equipos ESADE EXED.

 

Más Fuentes

Quizás te interesen también: