Crisis, productividad y jefatura

Casi todas las reflexiones que leo sobre la crisis  llegan a la conclusión que para salir de ella como país tenemos que mejorar la productividad.

Aquí se dividen y empiezan a aparecer dos propuestas básicas.

Unas proponen la innovación como solución, mejorando el sistema educativo, tomando medidas fiscales y de apoyo a la innovación y a las empresas ( que obviamente es un camino de mejorar la productividad a corto y especialmente a medio y largo plazo).

Otras proponen directamente la reducción de costes laborales unitarios, que también es una solución, sobre todo en la parte alta de la curva de salarios, y con  eso no me refiero a los directivos y ejecutivos si no a los colectivos que tienen remuneraciones muy superiores a las que el mercado está pagando hoy para esas ocupaciones. Y para ello hay que reformar la legislación laboral y además enfrentarse a los sindicatos ( y el poder sindical en España a pesar de la baja afiliación es bastante grande). Pero el recorrido global de esta política no puede ser muy alto cuando el 60 % de la población del área metropolitana de Barcelona cobra 1.000,00 Euros o menos al mes.

Curiosamente ninguna habla de la mejora de la jefatura y de las prácticas de gestión de personas. Para mejorar la productividad tenemos que generar más ingresos y/o tener menos costes por lo que producimos. Y bajar el coste unitario es una solución pero no la única, reducir los índices de absentismo ( y para eso también puede ayudar una reforma de la legislación laboral), conseguir que las personas hagamos mas y mejor en el mismo tiempo también ayudarían y mucho.

Hasta en almacenes muy automatizados ( con picking por robots, etc ) la diferencia de productividad que obtiene un buen jefe respecto a un mal jefe es notoria. El nivel de compromiso, el absentismo, la rotación ( con los costes de aprendizaje contínuos que provoca ), la calidad de la producción, el aprovechamiento del tiempo de trabajo, la reducción de tiempos muertos e inútiles dará seguro muchísimo mejores resultados a corto plazo.

Así que, integrando todo, ya que hay que trabajar en todos los frentes, y a corto y largo plazo, se tratará de fomentar la innovación, reducir los costes unitarios cuando estén desaforados respecto a los de mercado y mejorar las capacidades de jefatura y liderazgo de los jefes y las empresas españolas.

 

Más Fuentes

Quizás te interesen también: